fbpx
Por favor confirme los siguientes datos


Noticias
28

Sep

<< REGRESAR
¿Cómo cuidar a una persona con Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad neurológica irreversible que suele comenzar después de los 65 años.

A1

Consiste en una degeneración neuronal que produce alteraciones importantes:

  • Alteración Cognitiva: Alteración del lenguaje, la memoria, la capacidad para permanecer atento/a y otros procesos del pensamiento. Por ejemplo, no recuerdan lo que han comido ese día.
  • Alteraciones Funcionales: Aparece una pérdida progresiva de autonomía para realizar las actividades de la vida diaria. Hay algunos pacientes que olvidan como vestirse, no se acuerdan de cocinar o de colocar objetos dentro de casa, por citarte algunos ejemplos.
  • Alteraciones en el Comportamiento: Malestar, ansiedad, cambios de humor, agresividad o sensación de estar perdido.

Es necesario aclarar que no todos los adultos mayores sufren de esta enfermedad. Sin embargo, es importante entender la enfermedad y saber cómo podemos ayudar a las personas que la sufren. El cuidado de enfermos de Alzheimer puede llegar a ser muy complicado y sacrificado. No debemos olvidar que nuestra salud es lo primero, y que cuidarnos es la mejor forma de cuidar.

A2

Estos son algunos consejos básicos que puedes emplear:

1.Dar al enfermo de Alzheimer la sensación de control: No debemos hablares ni tratarlos como niños pequeños. Nosotros somos los que sabemos que existe un problema aunque ellos crean que no ocurre nada. Mantén una comunicación simple y cariñosa, háblale mirándolo a los ojos, con voz suave y tranquila. Refuerza lo que le dices con gestos. Cuando vayamos a tomar una decisión, o a cambiar algún aspecto de la casa, lo hablaremos con ellos y trataremos de negociar.

Un aspecto muy útil es utilizar contratos, redactados por ellos mismos, en los que puedan ver lo que se han comprometido a cumplir o aceptar. No les estamos mintiendo, solo es una forma de recordar lo que ya no está en su memoria. Ver su firma garabateada sobre el papel calmará sus ansias de acusar al cuidador.

2.Fijar rutinas: Es la base para poder empezar a fijar ciertas pautas de comportamiento. Esto conlleva un firme compromiso por parte de la familia. La rutina debe marcar los tiempos de levantarse, toma de medicamentos, acostarse, realizar las comidas, etc. Una de las claves es que, aunque la memoria explicita ya no funciona adecuadamente, tenemos otra memoria (implícita) que suele conservarse hasta etapas avanzadas y nos permite aprender a partir de acciones repetidas o encadenadas.

Esta rutina implica una variedad de actividades que mantenga ocupada a la persona, que se repitan de forma semanal. Los centros de día son ideales, aunque no siempre costeables ni adecuadamente proporcionado por los servicios de salud.

En ocasiones observamos la eficacia de la rutina cuando esta deja paso a períodos vacacionales o excursiones, comidas familiares y demás. En estas situaciones los niveles de ansiedad se disparan, junto con los olvidos y los cambios de humor. Todo esto es inevitable, pero merece la pena que el resto del tiempo los hábitos sean la tónica, construidos a base de repetición.

3.Alimentación y medicamentos: Imprescindibles para el cuidado de un enfermo de Alzheimer, garantiza la estabilidad de ánimo y salud. Debemos seguir al pie de la letra los consejos de los especialistas, y procurar que la medicación se tome de la forma adecuada. Además, una alimentación equilibrada y el deporte moderado son tareas fundamentales en su rutina diaria, que mejorarán su salud física y mental.

4.Potencializa las capacidades que todavía conserva: Es beneficioso que el paciente mantenga su independencia el mayor tiempo posible. Por eso, permítele realizar lo que aún es capaz, sin importar que lo haga en forma imperfecta o lenta. Esto ayuda a mantener la autoestima y evita sobrecargar a los cuidadores. Por otro lado, evita exigirle más de la cuenta para que no se frustre.

A3

Esperamos que estos consejos puedan ser de utilidad. Con esta enfermedad no hay que dejar que pase el tiempo y cuanto antes hay que consultar un especialista para que le haga las pruebas pertinentes a la persona mayor que está teniendo síntomas de pérdida de memoria. Con dichas pruebas el médico podrá decirte las causas de su pérdida de memoria y sabrás cómo debes actuar ante tal situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Whatsapp Mibluemedical